ROCÍO CORRAL




    

- Reflexología Podal Infantil. Método Ángeles Hinojosa. 2011

     - Reiki. Doctora Paloma Luquero, actualmente da Reiki a pacientes de Oncología en el Hospital Ramóm y Cajal. Año 2012
       - Masaje Metamórfico. Año 2012
     - Voluntaria de Reiki en la Fundación Jiménez Díaz, pacientes de Oncología. Fundación Causay. 2013-2014


Soy mamá de una princesa de dos años a la que le debo la Vida. La de vivir de verdad, me refiero. Porque su llegada, o más bien, su irrupción virulenta, me despertó de un sueño profundo.... Algo muy potente debió de remover. Algo tuvo que tocar o cambiar de sitio cuando estaba ahí dentro, nadando en el interior de mi vientre. Porque por una vez en mi vida, tan llena de incertidumbres, de inseguridades, una certeza se abrió paso en mi corazón: no quería seguir siendo abogada. Hasta ahí bien (bueno, más o menos). El problema subsiguiente era más peliagudo: ¿qué demonios (o qué cielos) voy a hacer ahora con mi vida? ¿Para qué sirvo yo? Yo era abogada, toga negra y tinta aún más negra.... Tengo la absoluta certeza de que existen infinidad de personas que ejercen bellamente esta profesión, y ello les permite ayudar a otras personas. No así en mi caso. Me sentía tan alejada de mí misma que apenas recordaba quién era yo. Y agotada. Agotada por el esfuerzo de fingir, día tras día, ser quien no era. De montar toda esa parafernalia. Un día. Otro día. Otro más... En fin, esta fue mi experiencia. Pero me impulsó a cambiar. Con ayuda, con terapias. Con paciencia. Sobre todo conmigo misma. Con tiempo... Finalmente decidí que si la terapia me había conectado conmigo misma, si había facilitado mi proceso de búsqueda, también yo podría ayudar a otras personas a realizar esa conexión. A conectar lo externo con lo espiritual. Vamos, a descubrir su Luz. A re-encontrarse tal y como siempre habían estado esperando desde algún rincón de su corazón. Decidí hacerme terapeuta, sanadora. O más bien: permití que esta gran verdad aflorara desde mi corazón... Colgué la toga. Me deshice de mi título de Licenciada en Derecho. Me separé. Me mudé a la sierra madrileña. Y alquilé una consulta. Y aquí estoy. Integrando todavía todos esos cambios... ¿algún día termina de integrarse todo? Sospecho que no. Y realmente, estoy agradecida a la vida por tantos regalos como ha puesto en mi camino, y a la vez temerosa, bregando con esa parte de mí que aún se resiste a confiar en eso a lo que llaman universo y que a veces te dan ganas de mandarle a la... y otras de bendecirlo a voces!!! Mi historia es la tuya y la de tantas mujeres a las que esta bendita crisis ha llenado de sobresaltos tanto económicos como emocionales. No sabría decir cuáles son los peores. Y a las que nos ha cambiado la vida. Porque la maternidad forzosamente lleva nuestra mirada hacia el interior, tanto físicamente, al requerir toda nuestra atención lo que está ocurriendo ahí dentro, como espiritualmente, obligándonos a revisar tantas cosas... Estas son mis luces, mis sombras. Por eso creé este Blog. Para transmitir, para compartir. Para conocer y ser conocida. Desde que sufrí esta metamorfosis he podido ser partícipe de historias maravillosas. Historias de luz, me gusta llamarlas. Y he sentido la necesidad de compartirlas, de no permitir que siguieran guardadas en un cajón. Si mis palabras logran transmitirlas fielmente como espero, os llegarán al corazón. Os presento algunas historias delfínicas...!!! Y... espero haberos animado a contribuir con alguna de las vuestras...