domingo, 13 de julio de 2014

PARÁSITOS ENERGÉTICOS Y ATAQUES ENERGÉTICOS... VERSIÓN ACTUALIZADA!!!

Ante todo, querid@s lector@s... mis disculpas!!!

En la última publicación, el artículo de PARÁSITOS ENERGÉTICOS no se leía bien por un problema de encuadre. Así me lo habéis hecho llegar y… como rectificar es de sabios,  aquí va de nuevo. Modificado y encuadrado. Realmente merece mucho la pena. Así pues... aquí tenéis el post rectificado!




PARÁSITOS ENERGÉTICOS Y ATAQUES ENERGÉTICOS!!!
Tras la realización del Taller Intensivo del pasado sábado 12 de Julio, una de las personas asistentes me ha hecho llegar este artículo. Justamente explica todo lo que estuvimos trabajando en el Taller!!! En cualquier caso, si queríais una explicación sencilla y clara sobre parásitos energéticos, aquí la tenéis.

No obstante, os daré mi opinión particular basada en la experiencia diaria con los pacientes a los que trato y a los que libero de todo tipo de energías negativas. Es fundamental decir que si bien  suscribo casi todo lo que se dice en el artículo, sí me rechinan un par de asuntos. 

En primer lugar, opino que nuestras emociones negativas, miedos y dudas no siempre vienen asociados a la presencia de parásitos energéticos. No necesariamente!!! Todos tenemos nuestro pasado, nuestros traumas y nuestra propia historia, así que, cuando de detectar parásitos se trata… no nos pongamos paranoicos!! Y en segundo lugar, creo que los parásitos, o aquellas entidades a las que yo denomino parásitos, larvas o bichos energéticos… no tienen la consciencia que el articulo les atribuye. Simplemente, se alimentan. Y lo hacen de nuestra energía. Sin más intención que esa. Alimentarse. Otra cosa son las entidades o seres oscuros, de las que ahora no corresponde hablar.En cualquier caso, el artículo me ha parecido muy interesante y clarificador. Especial hincapié haría yo en que la forma de alejarlos es centrarse en la LUZ… esto es, la herramienta es la luz misma… Os dejo con el artículo… que lo disfrutéis!!!





Parásitos energéticos

Publicado por Golden Spirit a las 19:16
Hola a todos.

Hoy vengo a tratar un tema muy interesante, que es el de esas entidades que en ocasiones se anclan a nosotros para alimentarse de nuestras energías más regresivas.
Son los conocidos como parásitos astrales, parásitos energéticos, larvas astrales, etc.
Son seres de los diversos mundos energéticos y sutiles que nos rodean (el más conocido comunmente, el plano astral) siendo más o menos conscientes y/o fuertes dependiendo sel ser).

Exsisten diversas respuestas a por qué estos seres se enganchan.
La primera, es que simplemente se enganchen para alimentarse y la segunda es que se anclen a la persona no exáctamente para alimentarse si no para ''frenar'' su evolución, avance o misión porque ven en ello un peligro para si mismos.
Vayamos por partes.

Si es un ser que sólo se ancla para alimentarse, probablemente lo hará de un modo en el que no sea posible detectarlo. Es decir, lo hará de manera disimulada, con cuidado porque en caso de ser descubierta no podrá alimentarse, le retiran el plato.
Su misión es alimentarse sin levantar sospechas. 
En principio la mayoría de las personas no percibimos estos enganches. Pero en ocasiones se puede percibir algo, como un cambio en el estado emocional, físico, etc que no tiene una causa real a nuestros ojos físicos.

Por otro lado, están las del otro tipo, es decir las que van ''armadas'' y su misión no es realmente alimentarse de ti, si no mantenerte ''manso''.
Digamos que eres una persona muy positiva. Una persona que se dedica a ayudar a los demás, o que está despertando a la realidad  y a la vez haciendo despertar a otros (y pueda causarles daños = menos platos de donde comer), que está enseñando cosas, o que está intentando llevar a cabo su misón (una misión positiva, de comunidad, etc), que ayuda a sanar a otros, por su vibración, etc.
Ocurre que estas personas ofrecen un servicio a otros, están ayudando a otros y ayudándoles a progresar ... y al progresar se convierten en platos menos apetecibles para los parásitos.

Es entonces cuando comienza la lucha. Los ataques hacia la persona. Hay tres tipos principales aunque puede que haya más.
Una de las maneras es conseguir que la persona se hunda.
El ataque básico es aquel que pretende volverte manso y a centrarse en ti mismo. Se traa de manipular el cuerpo mental para implantar las máximas dudas e incertidumbres posibles: Que lo que haces no es correcto, que no sirve, que por qué tienes que aguantar el rechazo de otros por expresar como eres, te vas a quedar en la calle, etc.
La idea es que vuelvas a ser como eras antes; Que desistas de tu actutid en ese punto.
Lo complicado es percatarse de que esos pensamientos son implantados o potenciados y no propios o naturales.
¿Solución? Conocerse bien. Si te conoces bien, en uno de estos momentos de pensamientos negativos si paras un momento a pensar en si es propio o autoinducido, en si realmente eso te importa, si es lo que decidirías mañana o es lo que realmente piensas en estado de calma/equilibrio ... ya lo tienes. Si te conoces lo tienes.
Al percatarte de eso, ya estás libre. Desaparece. Cuando comprendes que te manipulan el juego se acaba.
Este ataque es bastante común y pocos se dan cuenta de que son manipulados. 

El siguiente nivel de ataque consiste en potenciar todo aquello de la persona que pueda causarle algún daño.
Son tus miedos, los más esdondidos de tu ser. 
Miedo al rechazo, a la soledad, a la pobreza, a la enfermadad, a morir, al dolor, a no poder pagar la hipoteca, a perder tu trabajo, al futuro...
Todos esos miedos, pero con amplificador.
¿Solución? A parte del autoconocimiento, el convertir una debilidad en una fortaleza.
Si están atacándote con esos miedos, significa que esos son tus puntos débiles por lo tanto lo que necesitas es fortalecerlos. Trabajarlos. Necesitas curarte esas heridas. Al hacer eso estás cambiando tu vibración, estás subiendo. Y tu atacante, al ser un ser regresivo está quedando por debajo de ti. Al quedar por debajo y con una vibración más lenta y pesada, ya no podrá dañarte.

Siguiente nivel de ataque...
Ataque energético.
Usan ondas de extrema baja frecuencia.
Son ondas que, te las proyecte quien o que te las proyecte ya sea una antena, una persona o una entidad de otro plano, al ser de tan baja frecuencia alteran nuestro sistema nervioso y por consiguiente todo nuestro bienestar físico y emocional.
Cuando estas ondas nos afectan la manifestación aparece en tu parte física más débil o débiles; problemas intestinales, dolor de cabeza, fiebre, dolores de espalda, etc. Manifestaciones que no son consecuencia de ninguna enfermedad, es decir, que la persona está sana aparentemente.

Este es el ataque (que yo conozca) más fuerte, es el último recurso, el que usarán cuando los anteriores hayan fallado.
Por desgracia no es suficiente en este caso con conocerse bien a si mismo y ser consciente de dicho ataque. En este caso se necesita una defensa.

Podemos usar los escudos energéticos.
Escudarse es un buen método al igual que cualquiera de este tipo... pero los escudos no duran para siempre.
Mientras el escudo esté levantado todo estará bien. Pero en el momento en el que dejemos de ser consciente de él o simplemente se deshaga estaremos de nuevo expuestos.
Para momentos puntuales es muy útil pero no de modo perenne. 

Más eficaz que eso es estar sanos a nivel físico, emocional y por último y como muchos sabran, mental, ser consciente y tener conocimientos al respecto. Es la protección ''por defecto'' que te acompañará en todo caso.
El conocimeintos es poder. El saber tranquiliza.
A eso le sumamos un cuidado personal, es decir, un buen estádo de salud en todos los sentidos y de ese modo estamos menos expuestas a ser víctimas de estos ataques.
Lo más básico, es que físicamente estemos lo más sanos posibles. Practicar el deporte preferido, la alimentación que mejor nos siente, etc.
Después la salud emocional. Estar libres de miedos, tristeza, odio, de dudas, presiones, etc.
Por último, tu mente. Como ya se dijo antes, el conocimiento.

Son las diferentes capas áuricas. Manteniendo cada una lo más fuerte y sana posible las posibilidades de enganche o de ataques disminuyen considerablemente.
Más que nada porque como ya dije la vibración aumentaría y los seres que intentarían agarrarse o dañar tienen una vibración más lenta y pesada; No pueden agarrarse.
En modo conasiente y sano, se está asalvo.
E igual con el buen uso del libre albedrío ya que si aceptamos esas influencias ajenas como propias estamos decidiendo (en parte engañados) que es nuestro y aceptándolo, y por lo tanto abriendo la puerta a dichas entidades. 

Cuando esto ocurre, te conviertes en una presa ''poco rentable'' habiendo por ahí platos más fáciles, incluso considerando que con tu propia evolución acabes ayudando a otros a ser platos 'no apetitosos' o peligros potenciales para ellos.
La pelea no merece la pena.

Contaré unas experiencias.

Hace algunos años, andaba bastante nerviosa por algo que iba a acontecer. Soy una persona que internamente es bastante nerviosa y se me van los nervios al estómago. Es uno de mis puntos débiles por exlecencia; el sistema digestivo.
Por aquel tiempo pasé varios días enferma, cansada y con dolor en el vientre, pero físicamente no tenía nada.
Hablándolo con mi Compañero e investigando averiguamos que tenía un parásito del otro lado (como yo los llamo) pegado.
Meditando (o intantando hacerlo) podía ver y sentir que tenía forma insectoide, aunque posiblemente fuese algo... metaforico, quien sabe. 
Su aspecto era de una garrapata del tamaño de una tortuga mediana que había clavado sus patas y 'pico' en mi estómago, aproximádamente a la altura del chackra Manipura (3º).

Era un ser básico que se alimentaba de mi nerviosismo, estado triste y demás sentimientos negativos como el miedo o la incertidumbre.
No sentía que fuese un ser creado por alguna situación específica, algo o alguien (cosa que puede pasar) si no que simplemente era una... llamémosle 'consciencia ligera' del oto lado.
Dicho bicho estaba muy cómodo conmigo y no sólo eso, si no que estaba dispuesto a quedarse y a hacer lo posible para que mi estado negativo continuase para poder alimentarsecorrectamente.
Fue muy dificil deshacerme de él (y muy doloroso).
Como sentía que en parte era un ser consciente lo primero que hice fue concentrarme, meditar y comunicarme con él. Intenté hacerle comprender el daño que me causaba y le pedí que se marchase. Respuesta, 'NO'.
No me agradaba nada continuar enferma así que, intenté forzarle a despegarse.
Su respuesta fue ''Si me sacas, te haré más daño'' seguido de un punzante dolor en el estómago.
Eso no me hizo frenarme, así que analizando la situación y viendo que se alimentaba de mis sentimientos y emociones regresivos, comencé a tener pensamientos positivos; Amor, paz, felicidad, compañerismo, alegría... luz.
Eso no pareció gustarle mucho así que contraatacó causando más dolor. No perdí la concentración en mi meditación y digamos que poco a poco, al ser un alimento inadecuado para este tipo de ser, se fue intoxicando.
Si no recuerdo mál, diría que pude sentir como reventaba pero quizas simplemente pasó a otro plano en donde no podía percibirlo. Sea lo que fuere lo que sí se es que se despegó... causándome un gran alivio. Esa noche dormí como un bebé.
Tuve suerte diría yo. Suerte en detectarlo, en conseguir echarlo... y que fuese en un solo día. 

Otro caso.
Recientemente tomé la decisión de anotarme en un gimnasio con piscina para aliviar mis dolores de espalda mediante algo que me gusta; La natación. En su momento me pareció una idea genial. Me ayudaría con mi peso, me ayudaría a aliviar mi espalda, era algo que me gustaba desde siempre y además me ayudaría a sentirme mejor conmigo misma; A mejorar en general. Y si me sentía mejor podría 'contagiar' a los demás también.
A medida que fueron pasando los días, comenzaron a aparecer las dudas y pensamientos negativos. No me gusta hacer deporte, el dinero no nos sobra, la gente me va a mirar y se va a reir porque tengo sobrepeso, me da pereza ir a comparme un gorro de natación, el gimnasio queda en el otro barrio y demás etcs.
Hasta que, me di cuenta de que esas ideas eran mis miedos y puntos débiles...
Yo quería ir, me iba a hacer bien y además no iba a ir sola. Iba a pasármelo bien haciendo deporte, cada uno de los usuarios iría a su rollo (¿quién me iba a mirar?) y encima refrescándome en este sofocante verano.
¿Por qué entonces todo eso?
Mis debilidades. A 'algo' no le gusta la idea de que mejore mi estado general y utilizó mis miedos contra mi.


Existen otro tipo de parásitos que pueden agarrarse a nosotros.
Por el otro lado, tambien extán lo que comúnmente llamamos fantasmas. Esas almas en tránsito, perdidas, errantes o que simplemente no quieren avanzar porque quieren quedarse en su casa, o con su familia, o que no comprenden que pasó, o que sienten que no era su momento.
Cuando se quedan aquí, necesitan un sustento. Y ese sustento es energético.

Podríamos meter también aquí los casos de vampirismo de personas reales y vivas. Algunas lo hacen conscientemente y otras inconscientemente.
Como ya se sabe, un vampiro es aquella persona que tiene un déficit energético que debe cubrir con energía externa.
¿Quién no tiene un amigo que lo deja seco despues de citarse con él? Ahí lo tienes. Tu nivel energético es mayor que el suyo y durante la cita, va extrayendo poco a poco tu energía. Tu acabas echo polvo y él feliz de la vida y dándote las gracias porque le encantó quedar contigo y ahora se siente superbien.

Los seres humanos nos creemos la cúspide de la cadena alimenticia.
Para muchos este artículo no serán más que paranoias y mentiras. No comprenden que hay cosas por encima de nosotros y que también hay cosas que no vemos y modos de alimentarse que no consisten en masticar, o beber. O por cualquier tipo de vía física.

Bien, pues sí que hay seres que se alimentan de nosotros y seres por encima en la cadena alimenticia.
Si no lo sabías, lamento darte la noticia pero cuanto antes lo conozcas y seas consciente de ello, más a salvo estarás :)